sábado, 7 de junio de 2014

Mensaje 44

Otra vez viernes. ¡Qué rápido pasa la semana!
Tan rápido que, no has tenido tiempo de vivirla.
Y recuerdas una cosa: no va a volver.

Un día te levantas y sin saber muy bien el porqué, te dices a ti misma
Me voy.

Y lo haces.
Compras un billete hacia un país lejano y desconocido.
Te subes al avión.
Y desapareces.
Semanas. Meses.

Cuando vuelves, eres una persona muy diferente a la que se fue.
Traes nuevas ideas. Nuevas reflexiones.
Otras sensaciones.
Y vienes decidida a cambiarlo todo.

Entonces chocas con la realidad.
Y alguien a quién tu no has preguntado, te lo cuenta.
Al volver de un viaje largo, se recomienda no hacer cambios vitales importantes.

¿Podría contarme alguien, por qué?
¿Es quizás, porque te sientes poderosa?
...porque has visto una nueva forma de vida que te gusta más?
...porque te has dado cuenta que lo que llevabas haciendo hasta ahora, no era vivir?
...porque los de arriba perderían una de las marionetas, que trabajan por el sistema que les permite comprar vendas a granel?
(Si. Esas vendas que llevamos. Tú, yo, nosotrxs. En los ojos).

Ellos dicen...
Sociedad, siéntete libre.
-Pero no os salgáis de estas líneas que hemos pintado aquí en el suelo.-

Efectivamente. Es otro de los mandamientos heredados, invisibles y no replanteables de esta sociedad:
"Si sale usted de esta la jaula que hemos creado expresamente para su buen funcionamiento. Y respira aire libre. Y se siente capaz de todo, al regresar. Por favor, no tome decisiones importantes hasta volver a sentirse enjaulada, acorralada y anestesiada."
(Evitamos así, la posibilidad que se descubra el pastel. Y se nos acabe el chollo. Perdone las molestias).

Así que ahí estás tú.
Sintiéndote la única persona con capacidad de ver, en un mundo de ciegos.
Entre consejos y sugerencias para ayudar a adaptarte a la rutina, lo más pronto posible.

Mientras los escuchas, piensas que nunca estuviste tan convencida, que desaparecer fue la mejor decisión que tomaste.
Y que el error, lo cometiste al volver.

10 comentarios:

  1. Excelente reflexión, somos las marionetas del sistema y si, las lineas establecidas por ellos no son para traspasarse, pero aun así se lo puede hacer, quebrantarlas y romper las cadenas que nos maniatan .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al fin y al cabo, las líneas están hechas para ser traspasadas. Sobretodo, las que ni siquiera hemos pintado nosotras mismas...
      Muchas gracias por tu comentario, Alejandra.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  2. Los buenos siempre ganan. Aunque tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, que sirva eso que dicen...
      "más vale tarde que nunca"

      ¡Un gran abrazo, David!

      Eliminar
  3. Qué interesante, los mandatos / mandamientos "invisibles"... Un placer, como siempre. Gracias, +La Silvia. Saludos¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias Esther! Siempre generosa con tus comentarios.
      ¡Un abrazo fuerte!

      Eliminar
  4. Una buena reflexión y creo que muy acertada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias Maria del Carmen! ¡Bienvenida!
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar