miércoles, 22 de enero de 2014

Mensaje 29

No sabía que meses después, verte hacer las cosas más sencillas haría que mi mundo girara al revés.

Aquel día, tú no sabías quién era yo.
Yo no te había visto nunca antes.
Sólo nos miramos.
El tiempo pasó más deprisa.
Entendí cuánto vale tu piel.
También, que el precio es tan alto que no podría tenerla, si no fuera porque tú me la regalas.
Aprendí que un avión puede ser mi mejor amigo.
Y que mi estado de ánimo cambiaba con sólo mirar el calendario.

Aquel día, tú no sabías quién era yo.
Yo no te había visto nunca antes.

...y aún hoy, querría saber a quién puedo darle las gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario