miércoles, 18 de diciembre de 2013

Mensaje 16

Todos conocemos la frase.
Sigue tu corazón.

Pero nadie lee la letra pequeña. Ni te cuentan lo peligroso que es seguir un corazón roto.
Hay veces, que ni siquiera eres consciente de que está roto. Y pasa como con el cerebro, que sólo usamos un 20% de su capacidad, pensando que esa es nuestra máxima.

Para todos aquellos corazones rotos que buscan curarse.
Para todos aquellos corazones enteros que buscan crecer.
Para todos aquellos que perdieron su corazón, y no han encontrado aún el mapa que les lleve de nuevo hacia él.

Puede que nuestro corazón ya nunca sea como antaño.
Pero diferente, en ningún caso significa peor.

2 comentarios:

  1. Todo cambia con el tiempo, todo y a veces extrañamos el como amábamos o sentíamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Julia...
      Con el tiempo y los golpes nos endurecemos, y en ocasiones, aprendemos demasiado pronto que debemos despojarnos de nuestra inocencia infantil para adaptarnos socialmente -lo cual me parece una perfecta ironía- pero siempre hay algún camino, por escondido que esté, que nos permite llegar a un trozo de corazón intacto. Lo tenemos allí, olvidado. Cómo quién guarda un zapatito de su infancia. Y debemos estar preparadxs para reconocer las situaciones o personas que merecen desandar el camino para mostrar ese tesoro escondido...Porque delante de un mundo que se corrompe y que intenta corrompernos, debemos luchar para que siga reinando el amor.
      ¡Un fuerte abrazo, guapa!

      Eliminar