lunes, 9 de diciembre de 2013

Mensaje 12

Sin enterarme, aparezco en la parada de autobús.
Y entiéndeme. Cuando te digo no quiero irme es porque me quedaría.

He roto el billete de vuelta. Lo tengo todo pensado.
Coge tu mochila. Nos mudaremos a una casa con vistas y ruedas.
A partir de hoy, y cada día, vamos a desayunar mis famosas tostadas con queso.
Siempre un poco quemadas, claro.
Existirá un protocolo de ducha. Estúdiatelo. O mejor no, ya lo conoces.
Cada mañana decidiremos de que color será nuestro día. Y no se permitirá usar el mismo para pintar dos seguidos.
Ni tampoco para pintar dos besos seguidos.
Explicaremos, a quién no lo entienda, que sólo pediremos consejos para no seguirlos.
Y será el volante, el único que podrá decidir por nosotrxs.
¿Sabes porqué?
Porque será mágico.
Cada vez que lo cojamos, apareceremos en un país distinto.
Juntxs.

Las ideas se me amontonan en la mente. El conductor me pide el billete.
Despierta de la letargia...
                                          ...Agarra tú el volante...
                                                                                      ...Colorea tu vida.

Espere un poco "Señor Autobusero". Lo tengo todo pensado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario